http://blogdelnaco.com

Leyendas

Bienvenidos a la sección de Leyendas

Misterio les trae para ustedes las mejores leyendas de toda la web, aquí encontrarán una lista de todas las leyendas que jamás se podrían imaginar, clasificados y ordenados para una mejor lectura, todo en un mismo sitio, solo busca y encontrarás.

  • Leyendas Largas.
  • Leyendas Populares.
  • Leyendas Famosas.
  • Leyendas Conocidas.
  • Leyendas no Conocidas.
  • Leyendas Tradicionales.
  • Leyendas Antiguas.
  • Leyendas de Ultratumba.
  • Leyendas de Demonios.

¿Que es una Leyenda? ¿Que es la leyenda? ¿Que es leyenda?

Leyenda definición: Una leyenda es una narración popular que cuenta un hecho real , fabuloso de hechos naturales; sobrenaturales o una mezcla de ambos que se transmite de generación en generación en forma oral o escrita. Generalmente; el relato se sitúa de forma imprecisa entre el mito y el suceso verídico, lo que le confiere cierta singularidad.

Se ubica en un tiempo y lugar familiares a los miembros de una comunidad, lo que aporta cierta verosimilitud al relato. En las leyendas que presentan elementos sobrenaturales como milagros, presencia de criaturas feéricas o de ultratumba, etc. Y estos sucesos se presentan como reales, forman parte de la visión del mundo propia o emic de la comunidad en la que se origina la leyenda.

En su proceso de transmisión a través de la tradición oral, las leyendas experimentan a menudo supresiones; añadidos o modificaciones culturales que dan origen a todo un mundo lleno de variantes. Las más comunes es la “cristalización” de leyendas paganas o la adaptación a la visión infantil; cuando el cambio de los tiempos ha reducido las antiguas cosmovisiones paganas a cuentos para niños.

Se define a la leyenda como un relato folclórico con bases históricas. Una definición profesional moderna ha sido propuesta por el folclorista Timothy R. Tangherlini en 1990:

“Típicamente, la leyenda es una narración tradicional corta de un solo episodio, altamente ecotipificada, realizada de modo conversacional, que refleja una representación psicológica simbólica de la creencia popular y de las experiencias colectivas y que sirve de reafirmación de los valores comúnmente aceptados por el grupo a cuya tradición pertenece”.

Contrariamente al mito, que se ocupa de dioses, la leyenda se ocupa de hombres que representan arquetipos (tipos humanos característicos); como el del héroe o el anciano sabio, como se aprecia por ejemplo en las leyendas heroicas griegas y en las artúricas.

Características de la Leyenda

Una leyenda, a diferencia de un cuento o un mito, está ligada siempre a un elemento preciso y se centra en la integración de este elemento en el mundo cotidiano o la historia de la comunidad a la cual pertenece. Contrariamente al cuento, que se sitúa dentro de un tiempo («Érase una vez…») y un lugar (por ejemplo; en el Castillo de irás ya no volverás) convenidos e imaginarios, la leyenda se desarrolla habitualmente en un lugar y un tiempo preciso y real, aunque aparecen en ellas elementos ficticios (por ejemplo, criaturas fabulosas, como las sirenas).

Como el mito, la leyenda es etiológica, es decir, tiene como tarea esencial dar fundamento y explicación a una determinada cultura. Su elemento central es un rasgo de la realidad (una costumbre o el nombre de un lugar, por ejemplo); cuyo origen se pretende explicar.

Las leyendas se agrupan a menudo en ciclos alrededor de un personaje; como sucede con los ciclos de leyendas en torno al Rey Arturo, Robin Hood, el Cid Campeador oBernardo del Carpio.

Las leyendas contienen casi siempre un núcleo histórico, ampliado en mayor o menor grado con episodios imaginativos. La aparición de los mismos puede depender de motivaciones involuntarias, como errores, malas interpretaciones (la llamada etimología popular, por ejemplo); o exageraciones, o bien de la acción consciente de una o más personas que, por razones interesadas o puramente estéticas, desarrollan el embrión original.

Cuando una leyenda presenta elementos tomados de otras leyendas se habla de «contaminación de la leyenda».

Tipos de Leyendas

Se pueden clasificar de dos formas:

Por su temática:

  1. Etiológicas: aclaran el origen de los elementos inherentes a la naturaleza, como los ríos, lagos y montañas.
  2. Escatológicas: acerca de las creencias y doctrinas referentes a la vida de ultratumba o viajes al inframundo (Nekyia).
  3. Religiosas: historias de justos y pecadores, pactos con el diablo, episodios de la vida de santos.

Por su origen:

  1. Urbanas: pertenecen al folklore contemporáneo, circulan de boca en boca, etc.
  2. Rurales: solo las leyendas válidas en el campo, porque no tienen lugar o adaptación para las urbanas.
  3. Locales: es una narración popular de un municipio, condado o provincia.

Algunas leyendas pueden llegar a ser clasificadas en más de un grupo, ya que por su temática abordan más de un tema. Un ejemplo de esto, sería una leyenda acerca de una supuesta manera de contactar con un ser querido ya fallecido, que podría ser clasificada tanto como leyenda urbana, como leyenda escatológica.

Fuente: wikipedia.

Origen de las Leyendas

Se cree que las leyendas cobraron gran importancia en la antigua Grecia, gracias a la mitología. Ya a partir de estos relatos pueden ser identificados ciertos rasgos religiosos, y se caracterizaban por sus desenlaces fatales.

Dentro del mundo literario las leyendas son concebidas como narraciones ficticias, incluso muchas veces fantásticas, que inicialmente eran transmitidas oralmente de generación en generación. Las mismas son entendidas como el reflejo del folclore de determinados pueblos. Es por ello que muchas veces son manifestados ciertas aspiraciones o metas, miedos e incluso la propia ideología de dichas civilizaciones en relación al medio que habitan.

Dentro de estos relatos son incluidos ciertos datos históricos o lugares determinados. De hecho, se cree que muchos de los personajes mencionados dentro de las leyendas realmente existieron. Sin embargo se ha demostrado que por lo general estas reseñas no son fieles a la realidad. Esta característica se debe principalmente a la transmisión propia de estos relatos, como ya ha sido mencionada anteriormente, la oralidad.

Esta transmisión permite la transformación de la misma, donde los emisores pueden agregar o quitar pasajes o detalles. Estas transformaciones pueden ser realizadas por descuidos o adrede, ya sea por cuestiones estéticas o por intentar captar la atención del receptor. Cuando las leyendas comenzaron a ser escritas, perdieron esta capacidad de ser modificadas constantemente.

Fuente: http://concepto.de/